Logocofemer

Estás aquí­: Inicio /Portal de anteproyectos/Anteproyecto/52242




Decreto por el que se aprueba el Programa Especial de Cambio Climático 2021-2024



El contenido del resumen es responsabilidad de la dependencia.


Resumen del anteproyecto


El Programa Especial de Cambio Climático 2021-2024 (PECC) es la herramienta más importante de la Administración Pública Federal para atender los problemas públicos derivados del cambio climático y asume la responsabilidad de disminuir la vulnerabilidad de la población, la biodiversidad, los sectores productivos y la infraestructura. El PECC considera estrategias transversales que apoyan los procesos para fortalecer la seguridad alimentaria y la gestión de recursos hídricos ante un contexto de cambio climático e impulsa acciones que contribuyen a reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero. Asimismo, el PECC considera la perspectiva de género y todos los grupos vulnerables para fomentar el bienestar de la población y comunidades y para que contribuyan y tengan acceso a los procesos de adaptación y mitigación al cambio climático en igualdad de condiciones y derechos. El PECC tiene 4 objetivos principales (adaptación, mitigación, sinergias y creación de capacidades), 24 estrategias, 169 acciones puntuales y 12 indicadores de seguimiento. El PECC es uno de los instrumentos de planeación establecidos en la Ley General de Cambio Climático y está alineado al Plan Nacional de Desarrollo y en sus programas transversales a la Estrategia Nacional de Cambio Climático.

El contenido del resumen es responsabilidad de la dependencia.


Summary of the draft


The Special Climate Change Program 2021-2024 /PECC) is the most relevant tool in the Federal Public Administration for adressing public problems derived from climate change. It assumes responsibility for reducing risks and vulnerabilities of the population, biodiversity, productive sectors, and infrastructure towards the adverse effects of climate phenomena. The PECC considers cross-cutting strategies which support processess to strenghten food security and management of resources such as water, and promotes actions that contributes to reducing greenhouse gas emissions. The PECC considers gender and vulnerable groups' perspectives. It promotes the well-being of the population and communities and contributes to the adaptation and mitigation process of alleviating climate change. The PECC has four main objectvies (adaptation, mitigation, sinergies and capacity building), 24 strategies, 169 specific actions, and 12 monitoring indicators. The PECC is one of the planning instruments established in the General Climate Change Law, aligned with the National Development Pln and its transversal programs to the National Climate Change Strategy.

Dictámenes Emitidos



CONAMER/21/4331

Últimos comentarios recibidos:


Comentario emitido por: Rafael Fonseca Chávez


Observaciones al PECC 2021-2024 ******************** Elaborado por: Iniciativa Climática de México ******************** ÍNDICE 1. Introducción 2. Marco de referencia del PECC: garantizar el límite de 1.5°C 3. Recomendaciones de carácter programático 3.1 Propuestas de principios rectores 3.2 Propuestas generales de contenido 3.3 Sugerencias de precisión, aclaración, adición o clarificación por objetivo 4. Elementos transversales y medios de implementación 4.1 Transparencia y financiamiento 4.2 Justicia climática 4.3 Género y derechos humanos 5. Recomendaciones sobre Metas para el bienestar y parámetros INTRODUCCIÓN Desde la entrada en vigor de la Ley General de Cambio Climático (LGCC) en el año 2012, el gobierno federal tiene la responsabilidad de elaborar el Programa Especial de Cambio Climático (PECC), según lo estipulado en el artículo 66 de la LGCC. Este instrumento de planeación sexenal retoma y articula las acciones establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) y la Estrategia Nacional de Cambio Climático (ENCC); detalla los objetivos, acciones y metas que debe implementar la Administración Pública Federal en materia de mitigación y adaptación al cambio climático, con el objeto de cumplir con lo establecido en la Estrategia Nacional. Dado que el Plan Nacional de Desarrollo no detalla las políticas de cambio climático, recae en la ENCC y el PECC la responsabilidad de cumplir con el mandato del Artículo 2º de la LGCC, incluyendo el cumplimiento de los objetivos de largo plazo establecidos en el Artículo 2º del Acuerdo de París. Por tal motivo, este documento busca proporcionar insumos que permitan fortalecer el contenido del PECC sometido a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (CONAMER) por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). MARCO DE REFERENCIA DEL PECC: GARANTIZAR EL LÍMITE DE 1.5° C El Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) advirtió en el 2018 a través de un reporte especial, sobre los enormes riesgos que el planeta corre si el aumento de la temperatura promedio de la tierra es mayor a 1.5° C respecto a los niveles preindustriales (1850-1900). El daño a los ecosistemas del planeta podría ser irreversible, lo que generaría -entre otros efectos- importantes afectaciones económicas y considerables aumentos en los niveles de pobreza, en especial en los países más vulnerables a los efectos del cambio climático, como México. El IPCC describe que las actividades antropogénicas como la quema de combustibles fósiles (principalmente de los últimos 50 años) ya han causado un aumento de 1.0°C por encima de los niveles preindustriales. De continuar con la tasa de emisiones actual, es probable que la temperatura promedio de la tierra rebase los 1.5°C en el año 2030. Es por esto que, desde la corresponsabilidad y en línea con las capacidades para atender este problema, México con el esfuerzo de la federación y otros actores debe incrementar la ambición de los compromisos nacionales de reducción de emisiones (NDC) en el mediano y largo plazo (2050) para contribuir al esfuerzo global de estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera para evitar el aumento promedio de la temperatura del planeta por arriba del 1.5°C al final de este siglo. Con ello, cumplir con lo mandatado por la LGCC en su Artículo segundo Fracción Segunda: “regular las emisiones de gases y compuestos de efecto invernadero para que México contribuya a lograr la estabilización de sus concentraciones en la atmósfera a un nivel que impida interferencias antropógenas peligrosas en el sistema climático considerando, en su caso, lo previsto por el artículo 2o. de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y demás disposiciones derivadas de la misma”; así como en su Fracción Octava: “establecer las bases para que México contribuya al cumplimiento del Acuerdo de París, que tiene entre sus objetivos mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de 2 °C, con respecto a los niveles preindustriales, y proseguir con los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1.5 °C, con respecto a los niveles preindustriales, reconociendo que ello reduciría considerablemente los riesgos y los efectos del cambio climático. Frente al mandato de Ley, México debe tener un cambio transformacional en su política climática, que se traduzca en acciones de la Administración Pública Federal para estabilizar sus emisiones de GEI, evitar los impactos sociales del calentamiento global en las poblaciones más vulnerables y generar condiciones para aprovechar la oportunidad económica que las políticas de bajo carbono ofrecen. Esta oportunidad puede ser aprovechada por quienes, por sus competencias en temas energéticos, de transporte, residuos, bosques, adaptación y gestión de riesgos, jugarán cada vez un papel central en el nuevo impulso global de la política climática. La coordinación intersecretarial tendrá, en este sentido, un papel muy importante para identificar las acciones más costo efectivas para implementar. La administración federal tiene la oportunidad histórica de construir una nueva narrativa climática más clara, actual y en línea con los debates internacionales más avanzados y fuertemente vinculada a las necesidades sociales. Esto implica identificar metas de mitigación claramente referidas a limitar el incremento de temperatura a los límites requeridos y lograr cero emisiones netas de GEI al 2050. Estas metas deberán ser medibles, ambiciosas, y racionalmente distribuidas en el tiempo. De esta forma, se podrán identificar rutas de descarbonización sectoriales con actores y acciones específicas. México puede tener, como referencia absoluta para establecer su meta, un presupuesto de carbono nacional. Es decir, el espacio disponible en la química atmosférica para que el país o el estado deposite sus emisiones de GEI de aquí a final del siglo. Este espacio es proporcional a las emisiones históricas del país. El presupuesto de carbono global representa, numéricamente, la cantidad permitida de toneladas de emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero en un periodo determinado, cuyo valor no debe sobrepasarse si se quiere estabilizar la temperatura de la Tierra en un rango definido. La metodología de presupuesto de carbono ha cobrado importancia como una métrica que ayuda a definir las metas de reducción de emisiones a nivel global y como indicador para evaluar su cumplimiento. El presupuesto, expresado en toneladas netas de dióxido de carbono equivalente (CO2e), es un indicador de política pública que está conectado de manera directa a la ciencia climática. Establece una relación entre la cantidad de CO2 acumulada en la atmósfera y su impacto en el aumento de la temperatura global. En este sentido, el presupuesto de carbono, escalado a nivel nacional, es esencial para la planeación de las acciones de mitigación de cada país como un punto de referencia para alinear los esfuerzos y dar cumplimiento al Acuerdo de París, cuyos objetivos a su vez se encuentran señalados en la LGCC. Es importante resaltar que el presupuesto de carbono es un concepto que por sí solo no basta para definir una política de mitigación. El presupuesto debe acompañarse con una ruta de descarbonización que depende de la evolución de los ámbitos sociales, tecnológicos y económicos. Evitar un aumento más allá de 1.5°C reducirá el riesgo de los impactos asociados al calentamiento global. Es importante recordar que el cambio climático afecta a todas y todos, pero de forma diferenciada. Por lo tanto, afectará con mayor gravedad a los sectores más vulnerables, limitando los esfuerzos gubernamentales, estatales y comunitarios para incrementar la prosperidad y el bienestar social. El PECC es, por lo tanto, una herramienta para la planeación que permite identificar de mejor manera aquellos proyectos que reduzcan significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero en México, para generar las condiciones para enfrentar los impactos del calentamiento global, y para que también tengan un beneficio tangible como instrumento para la reducción de la pobreza en el país. RECOMENDACIONES DE CARÁCTER PROGRAMÁTICO AL PECC 2021-2024 Propuestas de principios rectores Iniciativa Climática de México reitera la necesidad de que el PECC establezca y fortalezca de manera clara y efectiva sus principios rectores. Los principios propuestos a continuación retoman los contemplados en la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA), la Ley General de Cambio Climático y Ley de Transición Energética, a fin de fomentar el trabajo transversal y la construcción de una visión común de desarrollo en el país, en el largo y mediano plazo. Coordinación interinstitucional: Los mecanismos de coordinación entre las dependencias que integran la Administración Pública Federal y los tres niveles de gobierno, facilitan el tránsito hacia la formulación de una política climática transversal, donde las políticas de cada sector contribuyen a acelerar la reducción de emisiones, cumplir con los acuerdos internacionales y garantizar un medio ambiente sano para los habitantes del país. Prevención y precaución: La prevención de las causas que generan los desequilibrios ecológicos, es el medio más eficaz para evitarlos. Este principio hace referencia a la obligación de tomar acciones al conocer el daño y existir la evidencia científica del impacto ambiental de las actividades enunciadas en el artículo 28 de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección Ambiental (LGEEPA). El principio precautorio contempla que, cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la falta de certeza científica absoluta no debe utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas para impedir los daños al ambiente. Ambos principios difieren en la certeza sobre los impactos ambientales significativos y también, destacan la importancia que poseen las evaluaciones de impacto ambiental y las autorizaciones o negativas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), respecto a determinada actividad. Progresividad: Las metas contenidas en el PECC, deberán presentar una progresión y gradualidad a lo largo del tiempo, teniendo en cuenta el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas y las capacidades respectivas, a la luz de las diferentes circunstancias nacionales, y en el contexto del desarrollo sostenible y de los esfuerzos por erradicar la pobreza. Asimismo, dichas metas deben considerar la recepción de apoyos de los países desarrollados para lograr la aplicación efectiva de las medidas que se requieran para su cumplimiento; sin que represente un retroceso respecto a metas anteriores, considerando, la mejor información científica disponible y los avances tecnológicos. Participación activa, libre y significativa: Los ciudadanos cuentan con mecanismos que les permiten ejercer una influencia directa en las decisiones de sus representantes y participar de manera conjunta con las autoridades en los procesos de planeación. El gobierno requiere garantizar el derecho humano a la participación pública y debe establecer los mecanismos adecuados para hacer efectiva y significativa la participación de todos los sectores de la población sin distinción de género, posición económica, edad, origen social, opinión política, entre otros. La participación de las personas en los procesos de toma de decisiones ambientales se debe promover desde las etapas más tempranas, acompañado de información culturalmente adecuada y accesible. Justicia climática y equidad intergeneracional: El cambio climático afecta de manera diferenciada a los distintos sectores sociales y agudiza las desigualdades e injusticias existentes. La mitigación y adaptación al cambio deberán construirse con las personas en el centro, donde se atiendan de manera adecuada las injusticias pasadas y garantice la igualdad en el acceso a un medio ambiente sano y a las oportunidades que ofrece una economía baja en emisiones de GEI. El principio de equidad intergeneracional implica que las políticas diseñadas tomen acciones hoy para garantizar el derecho humano de las futuras generaciones a gozar de un medio ambiente sano y con miras a construir una sociedad más sustentable y justa. Transparencia y rendición de cuentas: La transparencia en el diseño, formulación, implementación y evaluación de la política climática y el desarrollo de mecanismos que permitan sistematizar la rendición de cuentas entre los distintos sectores, es uno de los temas prioritarios y de alto impacto para avanzar en el cumplimiento de objetivos y metas nacionales e internacionales. Asimismo, fortalecen y legitiman la toma de decisiones en el país. tensidad a las familias. Asimismo, debido al rol que tradicionalmente se ha asignado a las mujeres del cuidado del hogar, son ellas quienes deben garantizar la provisión de recursos básicos como ag Propuestas generales de contenido Iniciativa Climática de México reconoce el esfuerzo de las autoridades a cargo de la elaboración del PECC 2021-2024 por incluir aspectos referentes a los puntos establecidos a continuación. Como organización de la sociedad civil, reafirmamos nuestra postura en busca de la inclusión y/o fortalecimiento general del PECC respecto a: Fortalecer la perspectiva de género. Dentro de los grupos más afectados por los efectos del cambio climático se encuentran las mujeres, quienes asumen el cuidado del hogar y de los hijos mientras condiciones climáticas (inundaciones, huracanes, olas de calor) golpean con mayor intensidad a las familias. Asimismo, debido al rol que tradicionalmente se ha asignado a las mujeres del cuidado del hogar, son ellas quienes deben garantizar la provisión de recursos básicos como agua limpia y alimentos suficientes. El nuevo PECC requiere integrar lineamientos que privilegien el papel de la mujer en la sociedad y reconozca su rol en la toma de decisiones. Romper la inercia de establecer metas de mitigación en función de escenarios de crecimiento hipotéticos: El PECC requiere incorporar metas de mitigación que posicionen las emisiones de GEI del país en una trayectoria que contribuya a los esfuerzos globales de limitar el incremento de temperatura a establecido en el Acuerdo de París y la Ley General de Cambio Climático (LGCC). Exhortamos a las autoridades a cumplir con las metas establecidas en la sección “Metas para el bienestar y Parámetros”, establecer líneas base y niveles de referencia adecuados, a comunicar los avances de forma clara y transparente y a aumentar su ambición. Lo anterior recordando que todas las metas incluidas en el PECC deben ser medibles, ambiciosas, y racionalmente distribuidas en el tiempo y basarse en el conocimiento científico disponible generado por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC). Establecer un Presupuesto de Carbono como referencia para definir metas de mitigación nacionales: El Presupuesto de Carbono es una métrica empleada por el IPCC para definir las metas de reducción de emisiones a nivel global, por lo que permite monitorear y evaluar el progreso de las acciones climáticas de los países. Las metas establecidas en el PECC requieren basarse en la estimación de un Presupuesto de Carbono nacional que indique la cantidad permitida de toneladas de emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero en un periodo determinado, de acuerdo a la contribución histórica de México a las emisiones globales. Incorporar acciones, metas, estrategias y objetivos que contribuyan a establecer una visión general de la política climática y ambiental a corto, mediano y largo plazo: El PECC debe contener los lineamientos que, desde la Administración Pública Federal, permitan construir un marco de referencia futuro en la materia a nivel nacional y que establezca las condiciones para el cumplimiento del marco legal vigente. Para ello, las acciones de la Administración Pública Federal requieren orientarse a reducir y estabilizar sus emisiones de GEI mediante la estimación de Presupuesto de Carbono nacional y sectorial, evitar los impactos sociales del calentamiento global en las poblaciones más vulnerables y generar condiciones para aprovechar la oportunidad económica que las políticas de bajo carbono ofrecen. Elaborar lineamientos claros, inequívocos y transparentes en el AT-CC y su vínculo con el PECC: Un paso esencial para asegurar el cumplimiento, implementación y seguimiento del PECC es garantizar el vínculo de dicho programa con el Anexo transversal del Presupuesto de Egresos de la Federación en Materia de Cambio Climático (AT-CC), como el mecanismo principal de financiamiento a las líneas de acción del PECC y por lo tanto, orientado al cumplimiento de las metas y las trayectorias de mitigación y adaptación definidas desde la APF. Se requiere detallar los mecanismos para acceder a los recursos financieros mencionados en el PECC. Desarrollar, implementar y monitorear el PECC bajo un enfoque transversal y multisectorial: Dada la estrecha interrelación del cambio climático con otros problemas de desarrollo, es necesario que el PECC haga visible dicha interrelación y evite el abordaje del tema exclusivamente desde la agenda ambiental. Un paso decidido en esta dirección es garantizar que el PECC contenga instrumentos, mecanismos, estrategias y acciones puntuales que aborden la necesaria y urgente sinergia entre las instituciones federales a cargo de la agenda de cambio climático (SEMARNAT) y otras instituciones como la de energía ( SENER). Además, el PECC debe detallar cómo se hará operativa la coordinación inter e intra sectorial. Promover el fortalecimiento institucional del SINACC y CICC como paso decidido para garantizar la implementación de la política climática nacional: En específico, el fortalecimiento en materia de atribuciones y presupuesto del Sistema Nacional de Cambio Climático (Sinacc) como el mecanismo permanente de concurrencia, colaboración, coordinación y concertación respecto de la política climática nacional, así como de la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático (CICC), como la instancia de coordinación de las dependencias de la administración pública ,es esencial para garantizar la elaboración, implementación y seguimiento del PECC. Adicional, es necesario resaltar las competencias, facultades y atribuciones de los organismos e instituciones que se han creado a partir de las adecuaciones legales derivadas de la entrada en vigor Ley General de Cambio Climático (LGCC). Impulsar el fortalecimiento de otros mecanismos derivados de la entrada en vigor de la Ley General de Cambio Climático (LGCC): alinear desde la Administración Pública Federal, los mecanismos de medición, reporte, verificación (MRV) y de monitoreo y evaluación (ME) actual a los estándares de calidad internacionalmente aceptados. Una medida esencial es construir un mecanismo de MRV y de ME sistémico que incluya un MRV de emisiones nacionales, sectoriales y estatales. Es imperante que los objetivos y estrategias del Programa, cuenten con un componente de monitoreo, reporte y verificación. Se requiere actualizar la Evaluación Estratégica del Programa Especial de Cambio Climático 2014-2018 y del Anexo Transversal del Presupuesto de Egresos de la Federación en Materia de Cambio Climático (AT-CC), a fin de detallar los avances logrados durante los últimos tres años. Jerarquizar las acciones, estrategias y objetivos del PECC: Incorporar el análisis costo-beneficio y riesgos (MACC) a fin de identificar las medidas más costo eficientes que tendría impulsar la Administración Pública Federal en cada sector, acorde a sus contribuciones de GEI a nivel nacional. Incluir elementos que establezcan una clara distinción entre la formulación de una Estrategia Nacional de Cambio Climático (ENCC) y un Programa Especial de Cambio Climático (PECC). Por un lado, una ENCC explica qué se quiere lograr, es decir, define la visión, las metas y los objetivos que guiarán las acciones del país en materia de cambio climático en el mediano y largo plazo. Mientras que un PECC detalla cómo hacer la estrategia operativa, en donde se desglosan las acciones y los indicadores para dar seguimiento a la implementación de las estrategias. La versión sometida a CONAMER no detalla las acciones ni los indicadores claramente desagregados con valores iniciales y esperados para dar cumplimiento a la implementación de las estrategias, exclusivamente enuncia estrategias sin detallar cómo alcanzarlas y con indicadores incompletos o inexistentes para medir su avance y seguimiento. Robustecer el monitoreo, reporte y verificación del PECC. La transparencia y rendición de cuentas no se presentan como medidas transversales del PECC. A su vez, se debe incluir el análisis de desempeño de las políticas implementadas hasta el momento para conocer a detalle nuestro progreso en el cumplimiento de los objetivos climáticos.. Sugerencias de precisión, aclaración, adición o clarificación por objetivo Conforme a la información publicada en el proceso participativo de Consulta Pública del PECC, se presentan las siguientes sugerencias para cada objetivo del Programa: Recomendaciones sobre las estrategias prioritarias del Objetivo 1 Objetivo 1. Disminuir la vulnerabilidad al cambio climático de la población, los ecosistemas y su biodiversidad, así como de los sistemas productivos y de la infraestructura estratégica mediante el impulso y fortalecimiento de los procesos de adaptación y el aumento de la resiliencia. Estrategias Fortalecer la resiliencia y capacidades adaptativas de la población ante los impactos negativos del cambio climático, considerando un enfoque de prevención, atención, particularmente de las comunidades más vulnerables. Recomendación: incluir aspectos relacionados con migraciones forzadas asociadas al cambio climático dada la transversalidad del PECC sobre comunidades vulnerables. Recomendación: definir qué es población vulnerable y el contexto en el que se aborda (ya sea urbano o rural). Recomendación: definir qué se entiende por infraestructura estratégica y los procesos vinculados para incrementar la adaptación y el aumento de la resiliencia. La inversión, mantenimiento y operación de la infraestructura guarda un fuerte vínculo con la planeación del territorio, la conformación de asentamientos humanos y el desarrollo urbano regional. Es necesario impulsar la creación de organismos metropolitanos autónomos que garanticen una visión metropolitana de la planeación urbana y su vínculo con el cambio climático. Recomendación: fortalecer el componente de vulnerabilidad de la infraestructura estratégica en el sector eléctrico más allá del sector hidrocarburos. Identificar oportunidades de adaptación en promover distintos esquemas de propiedad de generación de energía eléctrica (ej. generación distribuida, proyectos comunitarios, etc.) y diversificar la matriz energética como medida de adaptación a una economía libre de combustibles fósiles. Recomendación: disminuir la vulnerabilidad al cambio climático requiere garantizar condiciones de seguridad de los asentamientos humanos, garantizando el mantenimiento de la infraestructura física (equipamiento urbano, espacios públicos, servicios) y, mediante la asignación de límites a expansión física de las ciudades y los asentamientos humanos en zonas de riesgo. Se recomienda destacar en este punto el fuerte vínculo que tiene este objetivo con la planeación del desarrollo urbano y la vivienda. Recomendación: destacar la relevancia de dotar áreas verdes en el contexto urbano por su contribución a la regulación del clima local, el mejoramiento de la calidad del aire, la recreación y la integración social. Se requiere diseñar lineamientos desde el ámbito federal para garantizar una dotación mínima de áreas verdes urbanas. Recomendación: promover la adaptación de la infraestructura urbana de movilidad para incorporar alternativas verdes. Recomendación: resaltar el vínculo de ésta estrategia con la conservación y conectividad de los ecosistemas, ya que se ha permitido el crecimiento de ciudades en zonas de valor ambiental. 1.2. Promover la gestión integrada de los recursos hídricos del país considerando aspectos de cantidad y calidad de agua que aseguren el acceso equitativo de la población y sectores productivos, así como y el mantenimiento de los servicios ambientales. Recomendación: Diseñar mecanismos de Monitoreo, Reporte y Verificación que permitan dar seguimiento a los derechos de extracción y descarga de las concesiones de uso consuntivo para identificar, sancionar y restringir aquellas actividades económicas que contaminen o sobreexploten los cuerpos de agua, reparando el daño ambiental causado. Recomendación: Detallar mecanismos de adaptación de la generación de energía eléctrica a través de hidroeléctricas que consideren a sequías, tratados internacionales y eventos hidrometeorológicos extremos y que al mismo tiempo garantice el acceso equitativo del recurso hídrico para los sectores productivos y las poblaciones. Recomendación: Especificar la meta de inversión en infraestructura, garantizada en el presupuesto de egresos, para el tratamiento de aguas residuales y no sólo identificar los requerimientos de infraestructura. Así como plantear el aprovechamiento del agua tratada para usos consuntivos industriales o agrícolas. Recomendación: Garantizar el acceso equitativo de la población implica revisar las cargas fiscales entre los distintos sectores (como el industrial y agropecuario) y evitar la competencia desleal y prácticas monopólicas. Asimismo, garantizar el acceso y la distribución equitativa del agua en ciudades requiere una revisión a las tarifas del agua entre los distintos niveles socioeconómicos y consumos diferenciados. Recomendación: Garantizar la reglamentación del derecho humano al agua y al saneamiento en la actual Ley de Aguas Nacionales para cumplir la gestión integral hídrica con perspectiva de derechos humanos. Un elemento ausente en la normatividad es el diseño de mecanismos para la prevención y solución de conflictos derivados del acceso al agua, estos elementos debieran abordarse en la Ley General de Aguas, la cual el Congreso de la Unión contaba con un plazo de 360 días para emitirla, actualmente lleva 3,543 días. 1.3 Promover esquemas y acciones de manejo, conservación y restauración de ecosistemas terrestres, costeros y marinos para fortalecer su conectividad y la provisión de los servicios ambientales potenciando la implementación de soluciones basadas en la naturaleza y las comunidades. Recomendación: Hacer obligatorio la elaboración, implementación y evaluación de Estrategias para la Conservación de la Biodiversidad y otros instrumentos vinculados a la conservación de los ecosistemas, en coordinación con la Comisión Nacional para la Biodiversidad. Recomendación: Los ordenamientos ecológicos territoriales son el instrumento de planificación para impulsar proyectos de acuerdo a la vocación del suelo que fomenten la conservación y conectividad de los ecosistemas. Recomendación: Definir la meta de inversión en la restauración y conservación de los ecosistemas, costeros y marinos, ya que actualmente el presupuesto destinado es de 9 pesos la hectárea bajo un esquema de protección federal, diversos estudios estiman un costo de al menos 156 pesos por hectárea al año. Recomendación: Incorporar mecanismos de Monitoreo, Vigilancia y Compensación para identificar, detener y sancionar personas físicas o morales que a través de sus actividades alteren el estado de conservación o conectividad de los ecosistemas y corredores biológicos. 1.4 Instrumentar acciones en los sectores productivos, considerando todas las fases de la cadena productiva para reducir los riesgos asociados a la variabilidad y el cambio climático. Recomendación: Definir los riesgos a los que se refiere Recomendación: Priorizar la prevención por encima de atender y/o reducir riesgos. Recomendación: Se sugiere replantear la estrategia. Por la manera en que está redactada ésta estrategia indica que las actividades productivas no se modificarán para reducir emisiones de GEI, ni mucho menos se fomentará la creación de nuevas cadenas de valor ni de negocios para revertir la degradación ambiental ni fomentar la innovación hacia tecnologías más responsables con el ambiente. Recomendación: Se sugiere aclarar el significado de “acciones de restauración con fines productivos”, ya que la restauración ecológica tiene por fin la rehabilitación de los proceso ecológicos y funciones ecosistémicas, si bien estos pueden ayudar en los medios de vida de las comunidades no se realiza la restauración con fines productivos. Recomendación: incorporar un elemento de capacitación laboral dirigido a personal empleado en sectores productivos impactados para adaptarse a las nuevas cadenas de valor de una economía baja en carbono. 1.5 Proteger la infraestructura estratégica del país mediante la integración de criterios de adaptación en las fases de diseño, construcción, reconstrucción, mantenimiento y operación, para fortalecer su resistencia ante impactos del cambio climático. Recomendación: Detallar qué se entiende por infraestructura estratégica Recomendación: Garantizar que las decisiones de diseño, construcción, reconstrucción, mantenimiento y operación de la infraestructura estén sujetas a su viabilidad económica, social, ambiental y financiera en el mediano y largo plazo a fin de evitar activos varados. Recomendación: Proveer los mecanismos y espacios de participación necesarios para garantizar el involucramiento previo, activo e informado de la población en las decisiones de infraestructura. Recomendación: Es poco clara la importancia de desarrollar lineamientos desde el ámbito federal que consideren una visión regional y la importancia de contar con sistemas de enlace (infraestructura, transporte, logística) adecuados a las condiciones geográficas y necesidades de la población por región. 1.6-1.7 Generar e integrar conocimiento científico, así como diseñar metodologías y herramientas que apoyen la toma de decisiones en materia de adaptación al cambio climático; Desarrollar y fortalecer las capacidades adaptativas para la atención del cambio climático en los tres órdenes de gobierno y los sectores de la sociedad civil, considerando los saberes tradicionales, las capacidades locales y el mejor conocimiento científico disponible. Recomendación: Impulsar la creación de observatorios ciudadanos e institutos municipales de planeación a nivel local y dotarlos con capacidades técnicas, así como recursos humanos y financieros para generar bases de datos que permitan elaborar diagnósticos, y pronósticos para la planeación y toma de decisiones con perspectiva climática en el territorio (urbano o rural). Recomendación: Homologar lineamientos y criterios para la sistematización de información con perspectiva de ciudades, más allá de los límites político- administrativos. Recomendación: incluir a las empresas estatales de hidrocarburos y electricidad en la responsabilidad del monitoreo de calidad de aire, así como mecanismos para incluir a observatorios ciudadanos y organizaciones de la sociedad civil en la tarea de vigilar el cumplimiento de las normativas de calidad de aire. Recomendación: El desarrollo de herramientas y sistemas no asegura su implementación y adopción por parte de las instituciones implementadoras. Se sugiere plantear una acción puntual que integre estas herramientas y sistemas en los diferentes instrumentos de planeación y regulación para el manejo, conservación y restauración de los ecosistemas. Recomendaciones sobre las estrategias prioritarias al objetivo 2 Objetivo 2. Reducir las emisiones de gases y compuestos de efecto invernadero a fin de generar un desarrollo con bienestar social, bajo en carbono y que proteja la capa de ozono, basado en el mejor conocimiento científico disponible. Observación: Tal como se encuentra redactado, orienta las acciones de la administración pública federal al cumplimiento de las contribuciones determinadas a nivel nacional, y no al cumplimiento de los objetivos de cambio climático establecidos en el Artículo 2º de la LGCC. La diferencia radica en que la contribución nacionalmente determinada no necesariamente se alinea con las trayectorias de emisiones necesarias para estabilizar la temperatura promedio de la tierra por muy por debajo de los 2°C y por debajo del 1.5°C con respecto a los niveles preindustriales; por lo tanto, enfocar las acciones de mitigación de GEI de la AFP a este instrumento, limita el nivel de ambición de la política climática. De acuerdo con diversos análisis y reportes independientes, la contribución nacionalmente determinada no condicionada, no se encuentra en la trayectoria de las metas de largo plazo del Acuerdo de París. Considerando que las emisiones actuales nos sitúan en una trayectoria de más de 3°C, es imperante incrementar la ambición y orientar los esfuerzos de la AFP al cumplimiento de lo establecido por el marco legal vigente. Adicionalmente, las estrategias de este objetivo no se vinculan de manera directa con los objetivos de reducción de contaminantes climáticos de vida corta. Recomendación: Cambiar el texto “Reducir las emisiones de gases y compuestos de efecto invernadero a fin de generar un desarrollo con bienestar social, basado en el mejor conocimiento científico disponible, para cumplir con nuestras contribuciones determinadas a nivel nacional en el marco del Acuerdo de París.” por “Reducir las emisiones de gases y compuestos de efecto invernadero a fin de generar un desarrollo con bienestar social, basado en el mejor conocimiento científico disponible, para cumplir con los objetivos de la Ley General de Cambio Climático y en línea con los objetivos de largo plazo del Acuerdo de París.”. También se recomienda abordar las estrategias por sector, similar a la Contribución Nacionalmente Determinada presentada en 2015. Posteriormente, desagregar estrategias en función de las necesidades para cada sector. Ejemplo: en el caso del sector transporte, identificar estrategias específicas para transporte privado ligero, privado pesado, transporte público, desarrollo urbano integral, infraestructura para transporte eléctrico, etc. Recomendación: No se hace referencia a un pico de emisiones pese a que forma parte de las acciones necesarias para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París. Recomendación: Se enuncian los compromisos sectoriales sin dejar claro cómo el agregado de esas medidas nos posiciona en una trayectoria para cumplir la NDC 2015/2020 ni los objetivos de largo plazo señalados en la LGCC.No se incluyen estudios ni se hace referencia a análisis cuantitativos ni cuantitativos como evidencia. Recomendación: La proyección de las emisiones se ha basado en los datos de actividad y los factores de emisión recogidos en el Informe del Inventario Nacional (NIR), que se basa en un inventario de GEI que sigue las metodologías del IPCC 2006. Sin embargo, no se cuenta con el detalle metodológico para entender los supuestos y variables detrás de la elaboración del inventario. Recomendación: No se detallan las medidas para alcanzar el compromiso de carbono negro aunque forma parte de los objetivos climáticos de México. Recomendación: Se mencionan una serie de condicionantes para aumentar la mitigación (NDC condicionada) sin embargo, no se señala cuál es la brecha actual de cada uno de esos ejes ni tampoco especifica si ya se alcanzaron esas condiciones. Estrategias 2.1 Impulsar la transición energética justa con énfasis en las fuentes limpias y renovables bajo un enfoque de derechos humanos Recomendación: incluir los elementos básicos rectores de una ruta de descarbonización del sector eléctrico, incluyendo una propuesta preliminar de meta de reducción de emisiones para el sector considerando la competencia del gobierno federal. Recomendación: Añadir una meta clara de generación distribuida y fomentar el desarrollo de proyectos de pequeña y mediana escala. Recomendación: promover el financiamiento y política pública para facilitar la implementación de esquemas de propiedad comunitarios y colectivos de sistemas de generación eléctrica. Recomendación: Mencionar la importancia de una transición energética justa y de una ruta construida de manera participativa. Detallar los instrumentos para llevarla a cabo de manera gradual y garantizando el pleno cumplimiento de los derechos humanos. Recomendación: Incluir un componente de diálogo con las comunidades impactadas por los proyectos existentes y futuros, trabajar en torno a la reparación y compensación del daño ambiental y social. Recomendación: Establecer con claridad una meta de salida del combustóleo y del carbón como combustibles para la generación de electricidad. Recomendación: Mencionar el compromiso de disminuir a cero el presupuesto asignado a llevar a cabo explotación de gas de lutitas (fracking) en el territorio nacional. Recomendación: Resaltar la necesaria sinergia entre la agenda de energía con la de cambio climático e incluir los instrumentos puntuales para lograrlo. Esta estrategia se contradice con las decisiones energéticas del gobierno actual. 2.2 Impulsar políticas y acciones de movilidad sustentable que promuevan transportes eficientes, de bajo carbono, y asequibles para la población. Recomendación: incluir los elementos básicos rectores de una ruta de descarbonización del sector transporte, incluyendo una propuesta preliminar de meta de reducción de emisiones para el sector considerando la competencia del gobierno federal en el área. También es importante incluir una meta específica de electromovilidad y la necesidad de contar con una estrategia en la materia, en el marco de la ambición requerida para una descarbonización acelerada de la flota. Incorporar la importancia de metas específicas de eficiencia vehicular. Resaltar los co-beneficios de la calidad del aire. Recomendación: Generar lineamientos para priorizar los proyectos de movilidad a favor del transporte público y el no motorizado a fin de impulsar la movilidad sustentable en las ciudades y metrópolis en coordinación con la política de desarrollo urbano Recomendación: desarrollar escenarios de densificación a partir de los cuales se establezcan criterios que permitan articular la planeación del transporte, el desarrollo urbano, la vivienda y la movilidad, mediante estrategias que disminuyan la reducción de las necesidades de movilidad de la población por la proximidad de servicios y equipamiento públicos y la mixticidad de los usos del suelo. Recomendación: Diseño de nuevos lineamientos para la elaboración de planes urbanos y metropolitanos que integren a la movilidad sustentable como uno de los elementos clave del desarrollo de las ciudades. Recomendación: otorgar recursos, orientación, y/o asesoría técnica para la elaboración de Planes de Movilidad Sustentable. 2.3. Promover el uso eficiente de recursos en los sectores residencial y comercial que contribuya al desarrollo de asentamientos humanos inclusivos y resilientes al clima. Recomendación: Sería más adecuado "Promover la eficiencia energética, tecnologías de energía bajas en carbono y gestión integral y eficiente de residuos para el sector residencial y comercial". Añadir elementos de ruta de descarbonización y meta preliminar. Recomendación: Actualizar los códigos de construcción para que incorporen medidas de eficiencia energética, tecnologías de energía bajas en carbono y la gestión integral y eficiente de residuos para el sector residencial y comercial. Fortalecer el mecanismo para el cumplimiento de los códigos de construcción. Recomendación: Incluir una estrategia sobre eficiencia energética en edificios comerciales que incorpore incentivos/subsidios. Recomendación: Incluir una estrategia sobre recuperación y restauración de edificaciones para evitar la expansión de la mancha urbana. Recomendación: Promover la incorporación de elementos de infraestructura verde y azul tanto en las edificaciones residenciales, como en las comerciales para incrementar la resiliencia. (ej. materiales sustentables, áreas verdes infiltrantes, separación de aguas residuales y pluviales, captación de agua pluvial y elementos vegetales congruentes con una paleta vegetal local). Esto ayudará a evitar inundaciones, disminuir el efecto de isla de calor y conservar la biodiversidad, mientras que aumenta el confort y acceso a áreas verdes de los habitantes. 2.4 Impulsar acciones para disminuir emisiones generadas por actividades de exploración y extracción de petróleo y gas, así como en el transporte, almacenamiento y distribución de hidrocarburos y sus derivados. Recomendación: Añadir elementos de rutas de descarbonización en el sector y propuesta de meta de reducción de emisiones.Incorporar el análisis de costo, beneficios y riesgos (MACC) de distintas organizaciones de la sociedad civil como el Centro Mario Molina(CMM) para identificar las medidas más costo eficientes que tendría que estar impulsando la AFP en el sector. Cambiar “Detonar acciones para disminuir la dependencia a actividades de..." o "Disminuir las emisiones generadas por actividades de... al sustituirlas por actividades bajas en emisiones" 2.5 Promover la aplicación de tecnologías de punta y de procesos eficientes en la industria, a fin de fomentar el desarrollo competitivo, sustentable y bajo en carbono. Recomendación: Añadir “y regulaciones y arreglos institucionales para disminuir emisiones por sector” Recomendación: Añadir la importancia de un Sistema de Comercio de Emisiones y un impuesto al carbono para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero de los sectores más contaminantes. 2.6 Promover, en coordinación con otros órdenes de gobierno, la prevención y gestión integral de los residuos bajo un enfoque de territorialidad y valorización Recomendación: Enfatizar esta estrategia en sectores que tienen mayor contribución de emisiones de acuerdo con el inventario (como el sector de energía y transporte). Las metas de mitigación al 2030, basadas en un escenario tendencial colocan al sector residuos como el de menor emisiones. No queda claro a qué se refieren con "prevención... integral de los residuos". No se puede entrever una intención de combinar esta gestión integral con estrategias que fomenten el uso de tecnologías de aprovechamiento de metano para rellenos sanitarios y/o sitios especiales para generación de biogás. Un instrumento clave para mejorar la gestión integral de los residuos sólidos urbanos ha sido incorporar un cobro por su recolección, manejo y disposición final. En este sentido, la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR) faculta a los municipios para asignar un cobro en cualquiera de las etapas del manejo de RSU. Sin embargo, es necesario que el código hacendario estatal los faculte para ello, lo que ha ocasionado barreras para su implementación generalizada en las ciudades mexicanas. Persiste la visión de recolección y limpia mientras poco énfasis se ha realizado a la prevención y aprovechamiento de los residuos. Incluso, la atención a la separación de los residuos desde la fuente ha sido débilmente impulsada ya que no se han diseñado los instrumentos adecuados para motivar un cambio conductual entre los ciudadanos. 2.7 Desarrollar prácticas agroecológicas, ecotecnológicas, de ganadería regenerativa forestal, agroforestal y pecuaria, de manejo pesquero, sostenibles y resilientes al clima Recomendación: Hacer referencia a las metas de mitigación de la NDC o la LGCC (-8% de mitigación de GEI en el sector agropecuario) Recomendación: La emisiones por suelos gestionados, la gestión del estiércol y la fermentación entérica representan el 97% de las emisiones del sector agropecuario, aunque se mencionan en la narrativa no hay ninguna acción puntual que aborde la reducción de emisiones en estas fuentes. Se sugiere integrar acciones para la reducción de emisiones de manera seria en el sector agropecuario, considerando las principales fuentes de emisiones. Recomendación: Sembrando Vida tiene un objetivo de asistencia social, de acuerdo con las reglas de operación, para lograr la seguridad alimentaria, no un objetivo ambiental. Por lo que desde el inicio de su implementación tuvo ese enfoque, integrar indicadores climáticos o ambientales en las reglas de operación no asegura la modificación del modelo imperante de implementación del programa. Es necesario considerar el aumento del presupuesto dirigido a programas cuyo objeto es la conservación y manejo de los ecosistemas como el Pago por Servicios Ambientales y el Manejo Forestal Comunitario. Recomendación: Se sugiere integrar la trazabilidad de los productos agropecuarios como un mecanismo de monitoreo y seguimiento de las prácticas sostenibles del campo. Recomendaciones sobre las estrategias prioritarias al objetivo 3 Objetivo 3. Impulsar acciones y políticas sinérgicas entre mitigación y adaptación, que atiendan la crisis climática, priorizando la generación de cobeneficios ambientales, sociales y económicos. Estrategias 3.1 Impulsar acciones para incrementar, preservar y restaurar las masas forestales y los ecosistemas naturales terrestres y acuáticos del país para contribuir a la adaptación al cambio climático y a la captura de carbono. Recomendación: Establecer metas claras sobre el nivel de emisiones/captura del sector al 2024 para estar en la ruta de cumplimiento al 2030 (o un presupuesto de carbono o meta de absorción para el sector) Recomendación: Hacer referencia a la meta de cero deforestación neta para 2030 Recomendación: En la actualidad muchas Áreas Naturales Protegidas no cuentan con direcciones o equipo operativo, en algunas ANP Federales hay un personal de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas por cada 40,000 hectáreas. Se sugiere incluir el fortalecimiento del sistema de áreas naturales protegidas para la conservación de los ecosistemas terrestres, acuáticos y marinos antes de pensar en incrementar la superficie bajo un esquema de área natural protegida federal. Recomendación: Las Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación y las Unidades de Manejo de Vida Silvestre son esquemas de conservación que promueven modelos económicos basados en el manejo sostenible de los ecosistemas y biodiversidad desde la organización de la sociedad civil. Sin embargo, no hay acciones puntuales, incentivos y capacidad de acompañamiento desde la Dirección de Vida Silvestre para darles seguimiento y fortalecer las prácticas. 38 millones de hectáreas están bajo esquema de Unidades de Manejo de Vida Silvestre, pero no se incluye ninguna acción dentro de la estrategia. Recomendación: En la narrativa se expresa que “200,000 ha de manglares y un área desconocida de pastos marinos se han perdido debido al desarrollo costero asociado con el urbano, industrial y turístico”, sin embargo no se consideran acciones puntuales fortalecer los mecanismos para sancionar y obligar a restaurar a las personas físicas o morales que alteren ecosistemas o su conectividad. Recomendación: Hacer explícitos los instrumentos y los presupuestos destinados para la implementación de la estrategia REDD+, la cual tiene un costo cercano a 160 pesos/hectárea/año. En los últimos presupuestos de egresos de la federación, así como el proyecto del 2022, el sector ambiental dedicado a salvaguardar los ecosistemas naturales no cuenta con los recursos necesarios para lograr la meta planteada en la NDC del 2015, 96.7 millones de hectáreas. Con el proyecto de presupuesto de egresos 2022l, la parte dirigida al sector ambiental representa el 0.03% del presupuesto necesario. Recomendación: Hay limitantes institucionales para la generación, actualización y acceso de datos que permitan un análisis del cambio de uso de suelo, producción agropecuaria y conservación de los ecosistemas. Se requiere detallar cómo se atenderán estos vacíos. 3.3 Incorporar un enfoque integral de calidad del aire y cambio climático para el desarrollo de políticas y acciones que potencien beneficios en la salud pública y ambiental Observación: Demasiado general, no parece ser una estrategia específica y tampoco queda claro su vinculación con la generación de resiliencia climática. Recomendación: Se requiere hacer visible la interrelación de esta estrategia con educación, la ciencia y comunicación como eje transversal. Recomendaciones sobre las estrategias prioritarias al objetivo 4 Objetivo 4. Fortalecer los mecanismos de coordinación, financiamiento y medios de implementación entre órdenes de gobierno para la instrumentación de la política de cambio climático, priorizando la co-creación de capacidades e inclusión de los distintos sectores de la sociedad, con enfoque de derechos humanos. Estrategias 4.1 Reforzar las instituciones y los mecanismos de coordinación mandatados por la Ley General de Cambio Climático, para asegurar la participación de actores y sectores en la toma de decisiones. Recomendación: La propuesta no refleja una clara vinculación la LGCC en sus objetivos y estrategias anteriores. Recomendación: Señalar si esto involucra una actualización de la Ley. Aclarar si seguirá vigente el SINACC y los grupos que los componen. Recomendación: Se recomienda plantear este objetivo y estrategia como un eje transversal de la política climática. Uno de los principales aprendizajes de la evaluación al PECC es el necesario robustecimiento de los mecanismos e instituciones a cargo del diseño, implementación y monitoreo de la política climática en el país. 4.2 Impulsar y orientar el presupuesto y el financiamiento hacia el logro de los objetivos y metas nacionales para la mitigación y adaptación al cambio climático. Recomendación: Señalar a qué metas nacionales se refiere. Recomendación: No es claro cuáles serán las metas eje para la implementación de acciones concretas con respecto a esta estrategia. Tampoco indica si se refiere a financiamiento climático internacional o nacional. Recomendación: Orientar el objetivo al cumplimiento de los objetivos de cambio climático establecidos en el Artículo 2º de la LGCC, para estabilizar la temperatura promedio de la tierra por muy por debajo de los 2°C y por debajo del 1.5°C con respecto a los niveles preindustriales y no vincularlos a los compromisos nacionalmente determinados del país. Recomendación: Diseñar lineamientos a nivel federal para garantizar que las decisiones del sector privado en materia de financiamiento y asignación de inversiones, toman en consideración la reducción y gestión de los riesgos asociados al cambio climático. Recomendación: Se sugiere integrar las esfuerzos por dar certidumbre a las inversiones y participación de la iniciativa privada, los gobiernos locales y sociedad civil en los esquemas de pago por resultado como los proyectos de créditos de carbono. Para ello es necesario la reforma a la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable en el artículo 138. 4.3 Diseñar e implementar mecanismos que impulsen ​​el fomento de las capacidades nacionales y la transversalidad para afrontar el cambio climático. Recomendación: ¿A qué se refieren con capacidades nacionales? La redacción de la estrategia es poco clara respecto a qué tipo de capacidades se refiere (recursos humanos y/o financieros, conocimiento técnico, etc), así como a los actores, instituciones o sectores clave que requieren fortalecerse a nivel federal. Recomendación: Al mencionar “diseñar e implementar mecanismos” expresa que no existen medidas al respecto, por lo tanto, se recomienda realizar un análisis de los mecanismos e instrumentos existentes y mantener y asegurar la continuidad de aquellos que han mostrado avance en el impulso a la innovación y el fomento de capacidades nacionales. Recomendación: Considerar no sólo “Incluir en las actividades de capacitación el programa "Sembrando vida" aspectos relacionados con el cambio climático” si no igual en las acciones principales dentro de las parcelas. Para ello, es indispensable contar con el análisis serio e independiente de “Sembrando Vida” como programa ambiental y de su implementación en los últimos tres años. Esto será de utilidad para regionalizar los temas de capacitación y acciones necesarias. 4.4 Potenciar un marco de transparencia que permita asegurar la trazabilidad de la acción climática, su evaluación y verificación. Recomendación: Resaltar los vacíos de transparencia en la toma de decisiones en el país, así como garantizar la existencia de mecanismos de participación ciudadana que aseguren el involucramiento de los ciudadanos en la toma de decisiones. Recomendación: Diseñar un marco de transparencia para garantizar la rendición de cuentas en la toma de decisiones en el país y asegurar que las decisiones en materia de medio ambiente y cambio climático se rigen por la viabilidad técnica, sus beneficios sociales y ambientales y no por los intereses políticos. Recomendación: Evaluar la efectividad de los instrumentos existentes como el Anexo Transversal del Presupuesto de Egresos de la Federación en materia de Cambio Climático para asignar recursos financieros a la mitigación y adaptación de manera transparente. 4.5 Generar e integrar conocimiento científico, así como diseñar metodologías y herramientas que apoyen la toma de decisiones en materia de mitigación y adaptación al cambio climático. Recomendación: Se requiere especificar: participación significativa y procesos de inclusión a grupos históricamente excluidos Recomendación: Detallar los instrumentos y mecanismos vigentes que requieren fortalecerse para asegurar la inclusión de la educación y sensibilización ambiental desde el nivel básico hasta el nivel superior del país. Fomentar, en coordinación con la Secretaría de Educación Pública y las instituciones de investigación y educación superior del país, la capacidad científica, tecnológica, y de innovación en materias vinculadas al cambio climático, la gestión de los recursos naturales, la protección al medio ambiente y el equilibrio ecológico, etc. ELEMENTOS TRANSVERSALES Y MEDIOS DE IMPLEMENTACIÓN Un aspecto fundamental del Programa Especial de Cambio Climático 2020-2024 es la inclusión de aspectos transversales que rigen la política ambiental del país, tales como la equidad de género, la justicia social, la transparencia y el reconocimiento y acción por la equidad de género. Transparencia y financiamiento Iniciativa Climática de México insta a las autoridades a cargo de la redacción y publicación del PECC a verificar, establecer, modificar y mejorar los siguientes aspectos relativos a la transparencia y financiamiento climático: Justicia climática Género y derechos humanos RECOMENDACIONES SOBRE LAS METAS PARA EL BIENESTAR Y PARÁMETROS Recomendación general: La serie histórica de las metas para el bienestar tienen un dato anual, por lo tanto se recomienda incluir el año 2019 ya que no se encuentra razón para omitirlo. Meta para el bienestar del Objetivo prioritario 1. Fortalecimiento de capacidades adaptativas de los municipios para responder al cambio climático. Observación: Reducir la vulnerabilidad, como se plantea en el objetivo del indicador, no es sinónimo de fortalecer la capacidad de adaptación, lo que mide el parámetro. Por lo tanto se sugiere integrar las variables de exposición y sensibilidad en la fórmula o cambiar el objetivo a “Fortalecer la capacidad de adaptación…”. Al no integrar las variables de exposición y sensibilidad se omiten de manera intencional las desigualdades contextuales (sociales, económicas, políticas, institucionales, ambientales) en el territorio y de las comunidades. Invisibilizando a grupos vulnerables que su atención debería ser prioritaria en el contexto de cambio climático. Recomendaciones: Por el carácter institucional del parámetro, que sólo contempla intervenciones a través de instrumentos de política pública, se sugiere cambiar el nombre de la meta a: “Fortalecimiento de capacidades adaptativas de los H. Ayuntamientos para responder al cambio climático”. Parámetro 1.2 Índice de implementación de acciones para el desarrollo de capacidades adaptativas y su calidad. Recomendaciones: Al igual que la meta del objetivo prioritario 1, reducir la vulnerabilidad, como se plantea en el objetivo del indicador, no es sinónimo de fortalecer la capacidad de adaptación, lo que mide el parámetro. Por lo tanto se sugiere integrar las variables de exposición y sensibilidad en la fórmula o cambiar el objetivo. No hay metas planteadas para los siguientes años. Meta para el bienestar del Objetivo prioritario 2. Megatoneladas de CO2e mitigadas. Parámetro 2.1 Emisiones de CO2e evitadas por la generación de energías limpias Recomendaciones: Se recomienda reportar la mitigación anual y acumulada en lugar de sólo la acumulada. Es importante incluir en un anexo, la metodología utilizada para el establecimiento de metas anuales de mitigación. De igual forma, es necesario relacionar cuánto contribuye a las NDC establecidas. Es necesario incluir al menos un parámetro más de emisiones evitadas de los sectores que tienen un mayor potencial, ya sea el de fuentes móviles o residuos. Meta para el bienestar del Objetivo prioritario 3. Superficie de bosques, selvas y manglares de México Observación: Los datos de deforestación o cambio de uso de suelo son presentados cada 4 o 5 años, existirá un vacío de monitoreo y seguimiento de la meta, la capacidad de monitoreo de la Comisión Nacional Forestal no hace factible el parámetro propuesto para la meta. Por lo tanto, se sugiere cambiar de fuente de información a una que tenga publicaciones anuales o cambiar de parámetro. La tasa de reducción de la deforestación planteada como meta no corresponde a la reducción del 30% de la deforestación planteada en las acciones puntuales, y aún más alejada de la meta de deforestación neta cero al 2030. Parámetro 3.1 Superficie terrestre para la captura de carbono conservada o con uso sustentable Recomendación: No hay metas planteadas para los siguientes años. La superficie bajos esquemas e instrumentos de conservación no asegura la protección de los ecosistemas terrestres y su conectividad. En estudios recientes se ha analizado que el 50% de la superficie bajo áreas naturales protegidas federales se encuentran en buen estado de conservación, por lo que los procesos de degradación y cambio de uso de suelo se mantienen aún después de los decretos. En el método de cálculo se incluye “SBOM= superficie bajo otras modalidades de conservación” sin ningún valor de línea base en la variable. Otra modalidad de conservación son las Unidades de Manejo de Vida Silvestre que cubren 38 millones de hectáreas, según propios informes de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Aunque su superficie se puede traslapar con otros instrumentos como con los decretos de áreas naturales protegidas, al no considerar esta superficie en la línea base da pie a que en el 2024 se utilice la variable para cumplir la meta, sin aumentar realmente la superficie bajo instrumentos de conservación. La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas tiene importantes limitantes económicas y operativas, derivadas de los recortes presupuestales, en ocasiones hay áreas naturales protegidas sin dirección, sin equipo operativo o un personal por cada 40 mil hectáreas. Al no contemplar ninguna acción puntual en el fortalecimiento del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas, entre ello su presupuesto, es altamente probable que el aumento de la superficie bajo instrumentos de conservación límite más el impacto que podría tener la CONAP. Actualmente, al año, se destinan para la conservación cerca de 9 pesos por hectárea, cuando se recomiendan al menos 156 pesos por hectárea.

Fecha: 25/10/2021 18:42:20

Comentario emitido por: Cesar Nhaim Espinoza


En el Programa Sectorial Energético 2020 -2024 se menciona que las políticas públicas explorarán el uso del hidrógeno como una fuente alternativa de energía. Se pide amablemente considerar que el Programa Especial de Cambio Climático 2021-2024 incluya información acerca de planes y/o acciones que la Secretaría de Energía considere en materia de las tecnologías de hidrógeno y amoniaco como fuentes de energía. Por otra parte, el Parámetro 2 del Objetivo prioritario 3 "Niveles críticos de concentraciones de partículas menores a 2.5 micrómetros (PM2.5) en aire ambiente" señala como Meta 2024 "NA". Esta referencia no es clara considerando que existen metas de reducción de GyCEI definidas, por lo que se solicita mayor claridad en cuanto a la meta de éste parámetro.

Fecha: 30/09/2021 14:27:33



Comparte en:

Información del Anteproyecto:


Dependencia:

SEMARNAT-Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales

Fecha de último documento recibido:

class="accesibilidadFont"

Fecha Publicación:

27/09/2021 12:54:10

Comentarios:


2

Comentarios Recibidos

CONSULTA EL EXPEDIENTE COMPLETO:



04/0033/270921