Logocofemer

Estás aquí­: Inicio /Portal de anteproyectos/Anteproyecto/52797




PROYECTO DE MODIFICACIÓN A LA NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-187-SSA1/SE-2021, PRODUCTOS DE MAÍZ Y TRIGO - DENOMINACIONES - MASA Y PRODUCTOS DERIVADOS DE MASA - ESPECIFICACIONES SANITARIAS - INFORMACIÓN COMERCIAL Y SANITARIA - MÉTODOS DE PRUEBA, (CANCELARÁ A LA NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-187-SSA1/SCFI-2002, PRODUCTOS Y SERVICIOS. MASA, TORTILLAS, TOSTADAS Y HARINAS PREPARADAS PARA SU ELABORACIÓN Y ESTABLECIMIENTOS DONDE SE PROCESAN. ESPECIFICACIONES SANITARIAS. INFORMACIÓN COMERCIAL. MÉTODOS DE PRUEBA, PUBLICADA EN EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACIÓN EL 18 DE AGOSTO DE 2003).



El contenido del resumen es responsabilidad de la dependencia.


Resumen del anteproyecto


El presente Proyecto de modificación a la Norma Oficial Mexicana (Propuesta Regulatoria) tiene por objeto establecer la clasificación, ingredientes y especificaciones que deben cumplir los productos derivados del maíz y del trigo descritos en esta norma oficial mexicana, así como las disposiciones sanitarias que deben cumplir los establecimientos que los procesan, los métodos de prueba y las denominaciones, información comercial y sanitaria que deben cumplir en sus etiquetas los productos de fabricación nacional o extranjeros y comerciales en el territorio nacional. La información comercial y sanitaria es indispensable para que los consumidores puedan realizar una compra eficiente y que permitan los adecuados para que sus productos se conserven de forma adecuada. Por otra parte, se tienen nuevos productos que se han añadido al mercado, lo que es indispensable actualizar la regulación vigente. en este sentido, se presentan problemas relacionados con insuficiencia en información para que los consumidores conserven adecuadamente los productos y fallos de mercado asociados a la entrada de nuevos actores que impiden la competencia adecuada entre los participantes. Con el objetivo de ordenar los mercados y brindarle elementos para una decisión adecuada de compra al consumidor, se vuelve indispensable la actualización de la regulación.

El contenido del resumen es responsabilidad de la dependencia.


Summary of the draft


The purpose of this draft amendment to the Official Mexican Standard (Regulatory Proposal) is to establish the classification, ingredients and specifications that the products derived from corn and wheat described in this official Mexican standard must meet, as well as the sanitary provisions that they must meet. the establishments that process them, the test methods and denominations, commercial and health information that national or foreign manufactured products and commercial products in the national territory must comply with on their labels. Commercial and health information is essential so that consumers can make an efficient purchase and that they allow the appropriate ones so that their products are properly preserved. On the other hand, there are new products that have been added to the market, which is essential to update the current regulation. In this sense, there are problems related to insufficient information for consumers to adequately preserve products and market failures associated with the entry of new players that impede adequate competition among participants. With the aim of ordering the markets and providing elements for an adequate purchase decision to the consumer, updating the regulation is essential.

Dictámenes Emitidos


Últimos comentarios recibidos:


Comentario emitido por: Nombre de usuario no publico


Sobre las instancias participantes: El Sector privado abarca la mayor proporción de entidades participantes consultadas y consideradas para el desarrollo del proyecto de norma. Esto resulta desproporcionado respecto a la participación del sector social. En cuanto al Sector social, resalta la muy escasa participación del sector académico y científico; no se menciona que haya habido participación de especialistas de instituciones con amplia experiencia en la materia (p.e., la Universidad Autónoma Chapingo, el COLPOS o el INIFAP); finalmente, la ausencia de la opinión de grupos de productores de maíces nativos y mejorados, entre ellos personas de pueblos indígenas y comunidades campesinas. Esto último podría implicar una afectación a sus derechos humanos, particularmente el derecho a la consulta a los pueblos indígenas, que han sido los autores intelectuales de la diversidad de maíces nativos por generaciones, los conservan, los producen y, muchas veces, subsisten a partir de la venta del maíz nativo y sus derivados. Respecto al Sector público, como ausencias notables, debido a la materia, tenemos que no se menciona la participación del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, el CONACYT, la CNDH o la Secretaría de Cultura. Sobre el contenido del proyecto: El proyecto representa un avance en diversos aspectos, toda vez que la NOM vigente sólo tiene como objeto establecer las especificaciones sanitarias que deben cumplir la masa, tortillas, tostadas, harinas preparadas para su elaboración y establecimientos donde se procesan; aquella NOM no incluye a las botanas; en el actual proyecto se busca regular aditivos, así como el contenido de aflatoxinas. El aspecto del proyecto que se percibe como más preocupante es el relativo a la sección 10, Procedimiento para la Evaluación de Conformidad (PEC), en particular lo relativo al proceso de Acreditación del Maíz Nativo (AMN), que es el procedimiento para la autentificación de los maíces nativos. El proyecto dice que el PEC no es certificable y puede llevarse a cabo a través de un esquema voluntario por personas acreditadas y aprobadas por la Ley Federal sobre Metrología y Normalización; sin embargo, cuando se trate de maíz nativo y así sea informado al consumidor, a través de la denominación del producto, deberá obtenerse un certificado, por medio de un organismo de certificación. Posibles implicaciones socioeconómicas La AMN parece estar diseñada para un actor que no es el productor, identificado como el interesado, que puede ser un intermediario u otro actor con experiencia en realización de trámites. Es decir, la NOM representa una ventana de oportunidad para los empresarios y emprendedores de los productos derivados del maíz nativo; que, en diversos casos y a diferentes grados, tienen como fin último el lucro, derivado de un proceso de apropiación de la cultura del maíz y la milpa. La cantidad de información que se exige para esta acreditación podría fácilmente desalentar a cualquier productor de pequeña escala. Entre los requisitos se menciona la presentación de documentos que comprueben los derechos de uso o posesión, dejando fuera a mujeres u otros productores que acceden a la producción por préstamo, parcelas escolares, etc. Esto repercute en los derechos humanos de las mujeres y de los campesinos. Todo el proceso de AMN implica tiempo, recursos, equipo (GPS, computadora) y entrenamiento con el que no todos los productores cuentan. Esto, en principio, podría interpretarse como poco equitativo. Es posible advertir que las nuevas pruebas y especificaciones para los centros de producción y distribución a granel de productos derivados de la masa y la harina, especialmente las tortillerías, verán aumentados sus costos de producción, lo cual se trasladará en un aumento de los precios al consumidor en uno de los insumos primordiales de la canasta básica de la población mexicana, pues los costos serán a cuenta del interesado. El encarecimiento de estos productos no contribuye a hacer accesibles los alimentos de calidad para todas las personas por igual. Esto también se traduce en que si un pequeño productor quiere obtener un ingreso mayor por vender sus cosechas de maíces nativos y lo anuncia como tal, deberán pagar por ello. Sin dejar de mencionar que la tramitología propuesta favorece la venta de cosechas de pequeños productores a intermediarios y desfavorecer la venta directa y, por tanto, las cadenas cortas de producción. No hay una exigencia similar para el maíz no nativo (híbridos, importados). Esto, nuevamente, implica un trato desigual. Más del 70% de la producción de maíz se realiza en unidades de pequeña y mediana escala, las consecuencias de que los productores de maíz nativo, no puedan comercializar sus productos como tal, impactará de manera negativa generalizada a las personas productoras. Sin embargo, podría reportar grandes beneficios a los acopiadores, distribuidores y empresas productoras de derivados de la masa y del maíz, que al poder acreditar los procesos de producción de maíz nativos, podrán obtener mayores utilidades por la comercialización estos productos bajo la citada denominación. Si bien, la comercialización de productos bajo la denominación de maíz nativo, podría acarrear beneficios económicos a las comunidades campesinas o a los pueblos indígenas que logren llevarlo a cabo, en la mayor parte de los casos dichos pueblo y comunidades no tendrán acceso a acreditar sus procesos por falta de información y recursos financieros que, por un lado podrán relegarlos aún más, o bien abrirá la puerta a entidades con fines de lucro que utilicen a los integrantes de estos pueblos y comunidades exclusivamente como proveedores de materias primas a los que, de los que dichas empresas podrán obtener grandes beneficios económicos que no se verán reflejados en las personas productoras de maíces nativos. Finalmente, el AIR presentado por la COFEPRIS afirma que de no emitirse la regulación, se tendría un importante impacto económico. Afirma que dichos costos son superiores a los que se imponen para dar cumplimiento a la regulación. Sin embargo, no se presenta ningún análisis económico de costos y beneficios del proyecto de norma. Posibles implicaciones jurídicas Consideraciones respecto a la Ley Federal de Fomento y Protección del Maíz Nativo Tomar como base la definición de maíz nativo derivada de la LFFPMN parecería consecuente, sin embargo, la citada definición se basa en la calificación de la CONABIO para determinar las poblaciones de maíz que se reconocen como nativas, no así en lo considerado por los sujetos de derecho que, en principio, son autores de la diversidad existente en los maíces nativos, es decir los pueblos indígenas y comunidades campesinas, de acuerdo a su propia cultura y costumbres. La citada Ley no cuenta aún con un reglamento publicado, lo que impide su aplicación. La LFFPMN en su artículo 4to, párrafo primero: “reconoce a la protección del Maíz Nativo y en Diversificación Constante en todo lo relativo a su producción, comercialización y consumo, como una obligación del Estado para garantizar el derecho humano a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, establecido en el tercer párrafo del artículo 4o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos” Sin embargo, no indica cuál es el procedimiento o los documentos reconocidos por medio de los cuales la CONABIO identificará a las poblaciones nativas de maíz en todo el territorio nacional. Esto podría tener implicaciones para la bioseguridad del maíz. Por otra parte, no hay una sola referencia a contaminación transgénica (la introgresión no deseada de trangenes en las poblaciones de maíz nativo y sus parientes silvestres, así como en los maíces híbridos) en este Proyecto de NOM; sería de interés de las y los consumidores tener garantías de que los productos derivados de maíz se encuentran libres de transgénicos. Tampoco se indica cuáles y cómo deben de ser los sistemas productivos agrícolas para que puedan ser considerados de producción de maíces nativos. Finalmente, se solicitan detalles del manejo agronómico, información que será entregada a la Secretaría de Economía, que dará vista a CONABIO, esto supone implicaciones a los relativo a los temas circundantes al acceso a los conocimientos tradicionales asociados a los recursos genéticos, entre ellos aspectos de derechos humanos de los pueblos indígenas. Consideraciones respecto a la Ley de Infraestructura de la Calidad El proyecto de NOM hace reiteradas referencias a la Ley Federal de Metrología y Normalización, la cual fue abrogada y sustituida por la Ley Federal de Infraestructura de la Calidad en julio de 2020, sin embargo sigue considerando conceptos y procesos incluidos en la primera que no se encuentran en la segunda, tales como la aprobación y la certificación como proceso aislados y no como fases del proceso de acreditación o autorización. De acuerdo con el artículo 10, fracción IV de la Ley de Infraestructura de la Calidad, las NOM deben tener como finalidad atender las causas que pongan en riesgo los objetivos legítimos de interés público, entre los cuales se encuentra la seguridad alimentaria, misma que se vería seriamente afectada si este proyecto de norma es aprobado pues restringiría aún más el acceso que la población a consumir productos derivados de maíces nativos, que son de mayor valor nutricional; pero también menoscabaría el acceso de las personas productoras de maíz nativo al mercado, por las restricciones y procedimientos adicionales impuestos derivados el procedimiento de acreditación de maíz nativo. Consideraciones relevantes respecto a los derechos humanos En el punto 10.7 del documento se menciona que “nada de los establecido en la NOM debe interpretarse en menoscabo de los derechos existentes de los pueblos y comunidades indígenas”. A lo largo del presente análisis se han subrayado diversos aspectos en los que podrían vulnerarse los derechos de los pueblos y comunidades indígenas. De inicio se advierte que no fueron considerados estos pueblos y comunidades en el desarrollo del proyecto de NOM, lo que podría implicar que se haya violentado su derecho a una consulta pública libre, previa e informada. Para la población en general, se podría afectar el derecho a una alimentación sana, suficiente y culturalmente adecuada, pues, de elevarse aún más el precio de los productos derivados del maíz nativo, se estaría restringiendo su acceso a estratos sociales con mayor poder adquisitivo.

Fecha: 16/04/2022 22:40:28

Comentario emitido por: Nombre de usuario no publico


El proyecto no especifica la proporción de maíz o trigo que debe conformar los productos que son considerados productos derivados de maíz y trigo y que se combinan con otros cereales por lo que es necesario que se conozca cuánto de estos cereales se deben adicionar al ser utilizados como la materia prima para elaborar productos a base de cereales como lo son los cereales para el desayuno.

Fecha: 14/04/2022 19:03:22

Comentario emitido por: Nombre de usuario no publico


En el numeral 8.1.1.4 Cereales para el desayuno no se especifica la cantidad de maíz o harina de maíz que puede agregarse a estos productos, tampoco se indica la cantidad que puede agregarse de otros cereales para ser combinados y se desconocen los cereales que podrían agregarse (avena, arroz, etc).

Fecha: 14/04/2022 18:59:34

Comentario emitido por: Nombre de usuario no publico


DR. ALBERTO MONTOYA MARTÍN DEL CAMPO Comisionado Nacional de Mejora Regulatoria Presente Hago referencia al Análisis de Impacto Regulatorio (AIR) del Proyecto de Modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM -187- SSA1/SE- 2021, Productos de Maíz y Trigo – Denominaciones - Masa y productos derivados de masa- especificaciones sanitarias información comercial y sanitaria – métodos de prueba, que cancela a la NOM- 187- SSA1/SCFI- 2002, Productos y Servicios. Masa, tortillas, tostadas y harinas preparadas para su elaboración y establecimientos donde se procesan. Especificaciones Sanitarias. Información comercial, metros de prueba (NOM 187), publicado en el portal electrónico de esa Comisión Nacional de Mejora Regulatoria el 30 de noviembre de 2021. La Asociación Mexicana de Industriales de Galletas y Pastas A.C. (AMEXIGAPA) y sus empresas afiliadas, consideran que no se establecieron los motivos que justifiquen el incorporar al objetivo y campo de aplicación a los productos derivados del trigo, como lo son las galletas y pastas, que ya se encuentran debidamente regulados por diversas normas, incluyendo la Norma Oficial Mexicana NOM-247-SSA1-2008, Productos y servicios. Cereales y sus productos. Cereales, harinas de cereales, sémolas o semolinas. Alimentos a base de: cereales, semillas comestibles, de harinas, sémolas o semolinas o sus mezclas. Productos de panificación. Disposiciones y especificaciones sanitarias y nutrimentales. Métodos de prueba (NOM 247) propia a las harinas, cereales y sus derivados, la cual está por revisarse este año, así como, la reciente modificación e implementación de la NOM-051-SCFI/SSA1-2010, Especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados-Información comercial y sanitaria (NOM 051) para la parte de etiquetado e información comercial, por lo que, consideramos que no debieran estar regulados diversos puntos de los mismos productos en diferentes normas, haciendo todavía más complejo el proceso de normalización y, por lo tanto, obstaculizándose su adecuada implementación y cumplimiento. Por otro lado, la modificación que se pretender llevar a cabo, al ser en la información comercial y que, en consecuencia, podría afectar nuevamente su etiquetado actual, se debe considerar que generaría impactos económicos adicionales a las recientes modificaciones regulatorias (NOM 051) que no se están considerando por las autoridades en este AIR, además de que consideramos que no contribuye de manera sustancial en beneficio del consumidor. Es fundamental tomar en cuenta que, al incorporar nuevas especificaciones y disposiciones sanitarias y comerciales para productos y establecimientos, siempre se generan costos adicionales, por todas las adecuaciones que deben llevar a cabo los productores, empezando por la asesoría sobre las mismas. La AMEXIGAPA siempre está dispuesta a colaborar para mejorar el sector que conforman las industrias de las pastas y las galletas y, proporcionar al consumidor los mejores productos, por lo que, entendemos y apoyamos el derecho legítimo de que los consumidores se encuentren debidamente informados sobre la calidad y sanidad de los productos que consumen, sin embargo, las galletas y pastas, no deberían estar regulados en una Norma Oficial Mexicana (NOM) que ha sido específica para la masa y tortillas. Por lo que, consideramos oportuno retirar las harinas de trigo y los productos derivados de ella y, trabajar las adecuaciones necesarias tanto para el tema sanitario como para lo comercial dentro de la NOM 247, esto porque a pesar de que, tanto el maíz como el trigo son cereales, son tan amplios y diferentes entre sí por sus procesos y tipo de mercado, que resulta mucho más complejo tenerlos a ambos en una sola regulación. Ahora bien, específicamente en el presente AIR se omite presentar información precisa respecto a los costos y beneficios que pudieran establecer los efectos que para el sector de las galletas y pastas tendría con la modificación, ya que el mismo se encuentra debidamente regulado a través de otras NOMs. Esperando que nuestros comentarios como representantes de las industrias de galletas y pastas en el país, sean tomados en cuenta.

Fecha: 13/04/2022 18:04:38

Comentario emitido vía correo electrónico

B000221017

Fecha: 13/04/2022 17:43:00

Comentario emitido vía correo electrónico

B000221014

Fecha: 13/04/2022 14:36:00

Comentario emitido vía correo electrónico

B000221007

Fecha: 13/04/2022 09:01:00

Comentario emitido por: ANDRES LICEA M


Este proyecto no define a los productos considerados como galletas, pan y cereales para desayuno por lo que podrían generarse barreras técnicas al comercio debido a que no se están considerando las definiciones de la NOM-247-SSA1-2008, Productos y servicios. Cereales y sus productos. Cereales, harinas de cereales, sémolas o semolinas. Alimentos a base de: cereales, semillas comestibles, de harinas, sémolas o semolinas o sus mezclas. Productos de panificación. Disposiciones y especificaciones sanitarias y nutrimentales. Métodos de prueba o bien, las señaladas en el Codex Alimentarius.

Fecha: 13/04/2022 07:00:00

Comentario emitido por: Nombre de usuario no publico


En la sección 3. Términos y definiciones deben agregarse las definiciones de galletas, pan y cereales para desayuno debido a que como se encuentra el proyecto actualmente se carece de las definiciones para estos productos por lo que es necesario que sean adicionadas basadas en la Norma Oficial Mexicana NOM-247-SSA1-2008, Productos y servicios. Cereales y sus productos. Cereales, harinas de cereales, sémolas o semolinas. Alimentos a base de: cereales, semillas comestibles, de harinas, sémolas o semolinas o sus mezclas. Productos de panificación. Disposiciones y especificaciones sanitarias y nutrimentales. Métodos de prueba, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 27 de julio de 2009.

Fecha: 13/04/2022 06:48:21

Comentario emitido por: HECTOR VELAZQUEZ CANO


Ciudad de México, 14 de abril de 2022 Asunto: Comentarios al Análisis de Impacto Regulatorio (AIR) del proyecto de modificación de la NOM-187-SSA1/SE-2021 DR. ALBERTO MONTOYA MARTÍN DEL CAMPO Comisionado Nacional de Mejora Regulatoria Presente La Cámara Nacional de la Industria Panificadora y Similares de México (CANAINPA), que en su carácter de organismo de interés público representa al sector de la industria panificadora del país y que, consecuentemente, es un órgano de consulta obligado por parte del gobierno federal, me permito formular ante esa Comisión de Mejora Regulatoria nuestros comentarios respecto del Análisis de Impacto Regulatorio (AIR) del Proyecto de Modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM -187- SSA1/SE- 2021, Productos de Maíz y Trigo – Denominaciones - Masa y productos derivados de masa- especificaciones sanitarias información comercial y sanitaria – métodos de prueba, que cancela a la NOM- 187- SSA1/SCFI- 2002, Productos y Servicios. Masa, tortillas, tostadas y harinas preparadas para su elaboración y establecimientos donde se procesan. Especificaciones Sanitarias. Información comercial, metros de prueba (NOM 187), publicado en el portal electrónico de esa Comisión Nacional de Mejora Regulatoria el 30 de noviembre de 2021; en los términos siguientes: La Ley General de Mejora Regulatoria (LGMR), en su artículo 7, establece que la política de mejora regulatoria se orientará en diferentes principios; entre ellos: (i) generar mayores beneficios que costos, buscando así el máximo beneficio social; (ii) seguridad jurídica que propicie la certidumbre de derechos y obligaciones; (iii) la focalización a objetivos claros, concretos y bien definidos; (iv) la coherencia y armonización de las disposiciones que integran el marco regulatorio nacional, y (v) la promoción de la libre concurrencia y competencia económica, así como del funcionamiento eficiente de los mercados. Principios que en el presente proyecto de modificación de la NOM-187 y conforme a lo manifestado por el sujeto obligado promotor de dicha regulación, se considera que no se cumplen, conforme a lo siguiente: 1. Lo dispuesto por el artículo 51 de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización (LFMN) no se cumple, pues conforme al propio Proyecto, se pretenden crear nuevos requisitos o procedimientos, así como incorporar especificaciones más estrictas a los productos panificables derivados de trigo, al incorporarse a éstos como parte de su campo de aplicación, sin que al efecto dicha modificación tenga sustento en algún análisis específico realizado por alguna autoridad normalizadora a través del cual pudiera interpretar que la propia NOM-187 no ha surtido los efectos deseados y por es necesario ampliar su campo de aplicación. Por lo cual, es importante que en la revisión de la presente AIR la CONAMER garantice que las autoridades normalizadoras se apeguen a los principios del artículo 7 de la LGMR y la LFMN, a fin de garantizar a los sujetos regulados del sector de la panificación la certeza jurídica de que las regulaciones, las cuales implican fuertes inversiones a dicho sector, no pueden ni deben ser modificadas al libre arbitrio de la autoridad sin sustento o justificación objetiva alguna. 2. La modificación del “Objetivo y campo de aplicación” de la NOM-187 mediante la inclusión de diversos productos, como lo son los productos panificables, genera nuevos impactos económicos a su sector, los cuales por sí mismos no conllevan o genera beneficios regulatorios, pues a través de dicha modificación se establecen especificaciones técnicas que deberán de cumplir el sector de la panificación en la elaboración de subproductos como son el pan y las galletas en sus aspectos sanitarios y de información al consumidor, mismos que ya son afectos de cumplimiento por estar debidamente delimitados en la: (i) Norma Oficial Mexicana NOM-247-SSA1-2008, Productos y servicios. Cereales y sus productos. Cereales, harinas de cereales, sémolas o semolinas. Alimentos a base de: cereales, semillas comestibles, de harinas, sémolas o semolinas o sus mezclas. Productos de panificación. Disposiciones y especificaciones sanitarias y nutrimentales. Métodos de prueba (NOM 247) y de la (ii) NOM-051-SCFI/SSA1-2010, Especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados-Información comercial y sanitaria (NOM 051), Inclusión, para lo cual, la autoridad normalizadora omitió manifestar alguna justificación que pudiera otorgar al sector de la panificación alguna certidumbre respecto del ejercicio de sus derechos y consecuentes obligaciones, máxime que de acuerdo con el propio artículo 44 de la LFMN en la elaboración de una norma oficial mexicana debe verificarse si existen otras relacionadas, para que de ser el caso, se elabore de manera conjunta una sola por sector o materia, lo cual en la especie no ocurrió. En ese sentido, se considera que además de no establecerse claramente la finalidad de incorporar al objetivo y campo de aplicación a los productos derivados del trigo, como lo es el pan, entre otros, por lo que la regulación de sus aspectos sanitarios y de información al consumidor, deben mantenerse independientes uno del otro, pues caso contrario su proceso de normalización se hará más complejo lo cual conllevaría la obstaculización adecuada de su implementación y cumplimiento. 3. Las NOM-247 y la NOM-251 establecen parámetros sanitarios y de información al consumidor para los productos panificables, sin embargo, en el AIR y menos aún en el Proyecto, se hace mención alguna respecto de las previsiones contenidas en las misma que, en su caso, tendrían que ser modificadas, abrogadas o derogadas, con lo cual por sí mismo dicha sobre regulación llevará implícitamente un incremento en los costos de cumplimiento por parte de un mismo sector, como lo es el de la panificación, y menos aún las alternativas consideradas y de las razones por las que en su caso hubieran podido ser desechadas, así como un comparativo entre dichas medidas con los antecedentes regulatorios, así como una descripción general de las ventajas y desventajas y de la factibilidad técnica de la comprobación del cumplimiento con la norma. 4. En el presente AIR se omite presentar información precisa respecto a los costos y beneficios que pudieran establecer los efectos que para el sector de la panificación tendría con la modificación, máxime que el mismo se encuentra debidamente regulado a través de otras Normas Oficiales Mexicanas. Acorde a lo cual, no es posible medir el impacto o efecto que la implementación de la NOM 187 tendrá en el sector de la panificación, dado que no fue incluido un análisis pormenorizado que posibilite establecer en términos monetarios del valor presente los costos y beneficios potenciales del anteproyecto en el sector de la panificación y de las alternativas consideradas, así como una comparación con las normas internacionales. Por otro lado, la modificación que se pretender llevar a cabo, al ser en la información comercial y que, en consecuencia, podría afectar nuevamente su etiquetado actual, se debe considerar que generaría impactos económicos adicionales a las recientes modificaciones regulatorias (NOM 051) y que no se están considerando por las autoridades en este AIR, además de que no contribuye de manera sustancial en beneficio del consumidor. El incorporar nuevas especificaciones y disposiciones sanitarias y comerciales para productos y establecimientos, siempre se generan costos adicionales, por todas las adecuaciones que deben llevar a cabo los productores, empezando por la asesoría sobre las mismas. Como organismo de interés público y representante del sector de la panificación del país, en la CANAINPA estamos siempre dispuestos a coadyuvar en la mejora de la industria de la panificación y dar al consumidor los mejores productos, por lo que, entendemos y apoyamos el derecho legítimo de que los consumidores se encuentren debidamente informados sobre la calidad y sanidad de los productos que consumen, sin embargo, el pan y similares, no deberían estar regulados en una NOM que claramente es específica para la masa y tortillas. Por lo que, consideramos oportuno retirar las harinas de trigo y los productos derivados de ella y, trabajar las adecuaciones necesarias tanto para el tema sanitario como para lo comercial dentro de la NOM 247. Conforme a lo anterior, se solicita que los comentarios formulados por esta Cámara Nacional de la Industria Panificadora sean considerados en el análisis que esa Comisión deben formular respecto del Proyecto de Modificación.

Fecha: 12/04/2022 18:56:11



Comparte en:

Información del Anteproyecto:


Dependencia:

SSA-Secretaría de Salud

Fecha Publicación:

30/11/2021 09:00:00

Comentarios:


45

Comentarios Recibidos

CONSULTA EL EXPEDIENTE COMPLETO:



02/0050/301121